Manual marketing

 

Marketing a distancia

 

Marketing calidad

 

Marketing-cd

 

Marketing empresarial

 

Marketing informatica

 

Marketing interactivo

 

Marketing para empresas

 

Marketing pdf

 

Marketing ppt

 


 

 

2. EL PROCESO DE COMBUSTION DE LA MADERA.

            La madera como material relativamente inflamable, presenta una serie de fases durante el proceso de su combustión. Cuando sobre ella incide una fuente calorífica se produce la fase de precalentamiento, que está caracterizada por la elevación de la temperatura, expulsando hasta los 100 ºC el agua que contiene y formando en su entorno vapor de agua por la evaporación, cuando dicha temperatura sigue elevándose las resinas que contenga son expulsadas hasta alcanzar la temperatura de los 200 ºC, produciéndose a su vez más vapor de agua procedente de las capas más interiores. La segunda fase es la de la combustión de los gases y que perdura hasta los 300-400 ºC, la cual comienza al mezclarse los gases procedentes de la pirólisis de la madera con el comburente existente en el entorno, es decir, se producirá la ignición de dichos gases mezclados ya que la madera ha alcanzado su punto de inflamación. Una vez incendiados dichos gases aparece la llama, no siendo necesaria a partir de este momento la fuente de calor que alimentaba dicha combustión, también siguen generándose más vapor de agua del interior de la misma; posteriormente al alcanzar los 600-1000 ºC en la parte superior aparecerá una nube de vapor de agua, mezcla de gases no quemados y humos, denotándose la llama de color azulada. La última fase es la combustión del carbón o carbonización de la madera que la reduce a cenizas y aparece gran cantidad de humo y una llama azulada que envuelve a todo el perímetro del trozo de madera que está en dicha fase.

 

3. FACTORES INFLUYENTES.

            En general el comportamiento que puede desarrollar un incendio forestal depende de tres tipos de factores importantes, como son: la topografía del terreno, los parámetros climatológicos o atmosféricos y el combustible.

 

A) FACTORES TOPOGRÁFICOS.

            Son aquellos factores que dependen de la orografía y el relieve que presenta el terreno por donde discurrirá el supuesto incendio forestal, por lo cual la propia topografía influirá sobre una serie de parámetros que a su vez influirán sobre dicho incendio, entre ellos:

1. Viento.

- Brisas de tierra y mar, las cuales se producen debidas a las diferentes velocidades de calentamiento y enfriamiento de la tierra y el mar. Las de tierra, se producen entre las 12 h. y las últimas horas de la tarde, soplan del mar hacia tierra, de contenido húmedo y una velocidad entre 5-10 Km./h. y su máxima intensidad se produce entre las 14 y 15 h. Las brisas del mar se producen 2 ó 3 horas tras la puesta de sol y su velocidad oscila entre 3 y 6 Km./h.

- Vientos de ladera. Son consecuencia de las diferencias de temperatura entre las zonas cercanas a la ladera y otras más alejadas pero a su mismo nivel. Son de carácter ascendente durante el día, y alcanzan velocidades de 6 a 13 Km./h., estos tipos de vientos producen turbulencias en las partes altas, y suelen darse en las laderas de solana a partir de las 11 horas. De carácter descendente durante la noche, desde las primeras horas hasta las 5 o 6 de la madrugada, su velocidad está entre 4 y 10 Km./h., son de flujo laminar y sin turbulencias.

- Vientos de valle. Similares a los anteriores pero de mayor envergadura, puesto que alcanzan velocidades entre los 16 y 30 Km./h. Durante el día hasta que se pone el sol o la sombra en el valle se produce de tipo ascendente, ramificándose por gargantas, cañones, chimeneas, barrancos, etc., en estas zonas pueden ser bastante peligrosos por el gran desarrollo del incendio en ellas. Durante la noche, sentido descendente y velocidades de 12 y 25 Km./h.

- Vientos de poniente. Estos tipos de vientos son generalmente fuertes vientos calientes y secos que elevan considerablemente los peligros de incendios, y que pueden alcanzar velocidades entre 80-100 Km./h. Estos son producidos por la pérdida de humedad del aire a su paso a través de una cadena montañosa.

2. Temperatura.

En las laderas con orientación de sol alcanza mayor temperatura que en las de umbría debido al mayor número de horas de exposición al sol, así como por sus ángulos de incidencia. Por ello las zonas de solana tienen mayor peligro de incendio, del mismo modo una vez producido éste su desarrollo alcanza mayor velocidad y virulencia.

3. Precipitaciones.

En las cotas altas del terreno como montes, montañas, etc., éstas reciben más precipitaciones que en los valles, así como las laderas expuestas a los vientos dominantes.

4. Combustible.

A mayor altitud del terreno la vegetación es más escasa y por tanto la cantidad de combustible disminuye con la altura. Las zonas más expuestas al sol se encuentran más secas y potencialmente más activas.

5. Comportamiento del fuego.

En general podemos decir que el fuego se muestra más violento en aquellas zonas donde: las laderas están más expuestas al viento; los combustibles están situados debajo de los árboles de hoja caduca; los combustibles están cercanos a grandes claros; los combustibles se encuentran situados en las cumbres; las zonas de solana; las zonas profundas o en tercio inferior de las laderas incluyendo el fondo del valle; en valles estrechos las laderas pueden sufrir un calentamiento y desarrollar un incendio con mayor rapidez; las zonas de cañones, barrancos, chimeneas, abruptas en general, debido al sentido ascendente de los vientos; las zonas con gran pendiente.

 

B) FACTORES CLIMATOLÓGICOS.

1. La humedad. Tanto en los propios combustibles como en el ambiente que normalmente los rodea, su mayor o menor contenido influye favorable o negativamente, respectivamente, sobre el desarrollo del incendio.

2. La temperatura. En los días de temperaturas elevadas, zonas más cálidas o épocas de más horas de insolación el aumento de los incendios forestales es considerable.

3. El viento. Como hemos visto con anterioridad algunos los vientos de poniente suponen un grave riesgo.

4. La tormenta. Es frecuente que se originen tormentas con gran desarrollo de aparato eléctrico en épocas estivales no acompañadas de lluvia, produciendo bastantes incendios forestales que si se dan condiciones de vientos fuertes u otras adversas son difíciles de controlar.

 

C) FACTOR COMBUSTIBLE.

            Cuando el incendio forestal que pueda presentarse empiece o se prevea que pueda ser de envergadura, un factor importante es el combustible, es decir, la masa forestal expuesta a dicho incendio. Esa información ayudará para prever la evolución del incendio, su posible intensidad, así como la planificación de los posibles ataques al fuego que podemos ejercer para su control y extinción.

Asimismo es importante conocer la humedad que pueda contener el combustible, ya que a escasa humedad más elevada es la inflamabilidad del combustible. No será lo mismo un follaje tierno en desarrollo que uno maduro o uno completamente seco.

 

Con respecto a la inflamabilidad del combustible podemos decir las que las especies vegetales que pueden considerarse de las más inflamables, son por ejemplo el pino carrasco, el pino resinero, el alcornoque, la encina, y entre los matorrales el brezo, romero, tomillo, etc.
 

 

 

Cursos | Oposiciones | Curso de Contabilidad | Curso de Mecanografía | Editorial Luis Bonilla SL | Cursos a Distancia | Cursos On Line

 Página principal  |   ENLACES 1   |  ENLACES 2    |   ENLACES 3    |  ENLACES 4   |